Módulos

Un módulo solar se compone de células solares individuales que forman un elemento funcional eléctrico. Las células solares transforman luz solar en energía respetuosa con el medio ambiente y el futuro.

Generalmente se distingue entre tres tipos de módulos solares:

  • Células solares monocristalinas

    Las células solares monocristalinas se reconocen por su color entre negro y azulado, se componen de un único cristal y poseen la mayor eficiencia en comparación con otras células de silicio. Su vida útil asciende a 20 años como mínimo, pero su precio es consiguientemente superior.

  • Células solares de multicristalinas

    Las células solares multicristalinas se reconocen por su superficie azul, tienen una eficiencia algo menor, y son las más utilizadas, gracias a una fabricación más sencilla.

  • Células solares de capas delgadas

    Los módulos de capas delgadas se reconocen por su color entre marrón oscuro y negro, y constituyen una solución económica gracias a una fabricación sencilla y a una baja demanda de material. Su rendimiento es muy bajo, y necesitan bastante más superficie que en el caso de módulos cristalinos.

Le ofrecemos módulos muy eficientes con una relación de coste-rendimiento excelente y diferentes tamaños y clases de potencia. Los mismos se caracterizan por sus numerosas ventajas adicionales: células solares potentes, alta seguridad de rendimiento y tecnología de conexión innovadora, adaptados a sus requisitos, deseos y necesidades.